martes, 17 de septiembre de 2013

CRÓNICA "V MARATHON VILLA DE PLIEGO"; PODIUM MUY TRABAJADO

Ayer acaricié la victoria en la carrera que nos presentamos Fran y yo, que como dije anteriormente, se molestó seguramente en acompañarme en asistir a una prueba un poco lejos, habiendo como habían ayer para elegir... (San Miguel de Salinas, Monovar y Finetrat...), pero estábamos de acuerdo que ni la organización ni el recorrido nos iban a defraudar.

El sábado se fue complicando un poco, de hecho la intención era asistir esta vez a disputar y por tanto llegar descansado pero a última hora, un compromiso personal importante me hizo tener que salir de casa a cenar, tranquilamente pero como suele pasar, casi muriéndome de sueño llegué a casa a las 3 de la mañana... intenté que no se apoderase de mi la paranoia, a las 7am había quedado Fran en pasar a por mi por lo que poco más de 3h iba a poder dormir.

Al menos acabé la semana pudiendo recuperar y el sábado, pude salir a probar la bici, con algunos cambios y de paso haber cortado el manillar hasta los 69cm. Muy tranquilamente y saludando a todos los amigos que me iba encontrando sobre todo por la zona del Ferriol, hasta encontrarme con los amigos del Bike Aventura, que habían quedado para hacer la previa de la carrera Marathón que organizan el 6 de octubre, con mi amigo Campello entre ellos.


Café2
Me levanto más o menos bien, como casi no tomé alcohol en la noche, lo que tenía era sueño y quizás un poco de cansancio interno, pero ya de camino comencé a tomar mucha agua e isotónico.


Más tarde me di cuenta que mi desayuno fue muy escaso para la paliza que me esperaba... tan solo 2 barritas Viperboost de Maxifuel y un yogourth es lo que me tomé, además el día pintaba un poco de desastre, se me olvidaron hasta los geles, y menos mal que Fran me pasó un Zipvit de esos de cafeína a mansalva que fue lo que me pude tomar en carrera, la verdad es que me salvó la vida.

RALLY O MARATHÓN...?
El día vuelve a salir perfecto, sin aire, buena temperatura, sol... quizás es lo que argumentó a los corredores a salir muy rápido que desde el principio se fue a un ritmo vertiginoso, llegó un momento en que nos mirábamos en el grupo en el que fuimos al principio y nos preguntábamos porqué íbamos tan rápido... pero nadie aflojaba...

Fran fue de los primeros en romper el grupo en la salida, en carretera durante un par de kms, coronando nos metíamos en un camino y encarábamos la sierra... en las primeras de cambio pisamos una senda, Salva Ayala y Dani del Costa Bike se adelantan seguidos de Marcos, el corredor del RuizRe que ganó La Salvaje de Vélez Rubio, yo me equivoco de camino... pierdo solo unos segundos pero me atrapa el grupo perseguidor, grupo que no abandono hasta bien entrada la prueba.

QUE EL RITMO NO PARE...
En este grupo, donde rodamos unos 8 corredores, se une José Arcas, un buen amigo Lorquino que es capaz de rodar con nosotros y conduciendo a buen ritmo unos 20km., es el momento que quizás peor lo paso, el cansancio me está pasando factura y no encuentro el ritmo... vamos a mil por hora, me cuesta ir a rueda sobre todo en el llano pero también me doy cuenta que cuando la cosa se empina voy fácil y mis compañeros de fuga van mucho más despacio, por lo que voy pensando en la estrategia por si acaso...

LLEGA EL MOMENTO
Van pasando los kms, seguimos a un ritmo infernal pero mi cuerpo ya responde de otra forma, aprovecho cualquier repecho para ir eliminando a corredores, hasta que nos hemos quedado solo 4, al mismo tiempo vamos viendo a lo lejos la cabeza de carrera y cuando llegamos a una zona técnica de senda cuesta arriba es cuando decido escaparme de ellos y dar caza.

Cuando contacto con la cabeza de carrera, Dani está liquidado pero Ayala se da cuenta y se nos va de nuevo, parece que va rápido por lo que me quedo con Marcos y hacemos lo que queda de carrera juntos.

Parece que se conoce el recorrido, sabe que soy mucho más rápido y técnico que el, la verdad es que va con un punto más que yo, me lo demuestra cada vez que se acerca una zona de bajada y me adelanta descaradamente para que no le abra bajando... por supuesto no me deja adelantarle a pesar de pedirle paso en varias ocasiones... creo que podía haber contactado con Ayala pero le salió bien la jugada.

EL REMATE FINAL
Llegamos a Pliego, estoy ya fundido, con lo poco que he desayunado, tan solo un gel que llevo en el cuerpo y el ritmo que llevamos soy cadáver... además se que no es llegar y meta, nos han comentado que hay una última parte durísima, una encerrona en toda regla, que no me ha dado tiempo a inspeccionar antes, por lo que cuando llegamos y nos desvían al Castillo y nos dicen que "solo es 1.5km", se me cae to el artesonao encima...
Marcos me saca unos metros y está tan empinado que por mucho que quiero apretar no puedo avanzar mucho... uno de los corredores del KTM MotoLorca nos pisa los talones por lo que me dejo la vida para al menos llegar 3º, también se que soy el primer élite, por lo que creo que me tengo que conformar... tras coronar lo que parecía que no acababa y que me vi comprometido con el 32x42T (a parte de que no me quedaba gasolina), tan solo quedaba bajar y a meta... uffff, a escaso un minuto de Ayala y a 11s del 2º clasificado entro en meta como 1er élite, con la alegría del representante de Mondraker que estaba en meta esperándome en la zona de carpas que había montado.


(Doble Podium, 1er élite y 3º gral.)

Muy contento al final con el resultado y sobre todo con el rendimiento, que estoy seguro que hubiese tenido otro resultado de haber llegado más descansado (o haber dormido algo...), así que me quedo tranquilo sabiendo que si no pasa nada, esta semana afrontaré la esperada Madrid-Lisboa sabiendo que voy a llegar como tenía previsto.

Tras los trofeos y podiums nos volvemos a casa, Fran por su parte también ha acabado muy contento ya que no competía desde finales de Mayo y tan solo le ha faltado haber tenido un poco más de ritmo al final de la carrera, eso y no haberse caído...

POCO MÁS...
Esta semana me parece que voy a tocar ya poco la bici, hoy he salido poco más de una hora para asimilar y soltar patas, por cierto, me he encontrado con Galiano, el "Carroñero", uno de los grandes juveniles de mi época de mi Tibi querido, que corría en el mítico RIUVERT-TIBI, hemos rodado un rato juntos.


Esto está ya