jueves, 6 de junio de 2013

CONVALECIENTE...: "EL DÍA DEL JUICIO FINAL"

Seguramente, esta mañana ha sido de las más "difíciles" que he tenido en los últimos años... y es que tenía programado esta semana el acudir al dentista para extraerme 2 muelas del juicio, si, 2 muelacas de golpe, ni más ni menos... No es que me molestasen ni nada, el tema es más bien estético y como para cuando acabe la temporada tengo previsto arreglarme la boca, las jodías molestaban en un futuro, pero si lo sé...

El Dr. Claudio Gioia, una eminencia en la zona, además de ser un buen amigo de Ironbikes y un enamorado del Ciclismo y triatlón (además del Esquí como yo), me ha tratado de película, de hecho el problema he sido yo, ya que no me había hecho la idea del todo de ir al dentista... y me he puesto muy nervioso y lo he pasado fatal, tal ha sido la tensión que cuando han acabado, estaba tan cansado que estaba destrozado, he apretado más las piernas y los brazos que en la carrera del domingo, increíble...

Como ya no corría esta semana, al menos espero poder retomar la bici el sábado en el evento que hace Mondraker con Ironbikes.


(Este sábado saldré a acompañar a amigos y clientes de Ironbikes para probar todo tipo de Mondraker´s)
Tampoco me va a venir mal esta semana de medio descanso.


(Mirad, esta es la foto que ha ganado el concurso que hizo la organización de mejor foto de la Titan, no conseguimos ganar etapa pero al menos en fotos... jajaja)

CRÓNICA DE MI ÚLTIMA CARRERA: MARATHON MTB "LA SALVAJE" VÉLEZ RUBIO... HACIENDO HONOR A SU NOMBRE

Tras el comienzo la pasada semana con los entrenamientos más duros y específicos, sobre todos los de fuerza, a mediados de semana ya me encontré un tanto saturado y con la sensación de recuperar un poco mal... el no ir a Emilio mi masajista también contribuyó a ello, y es que ya lo necesito. El caso es que sabíamos que tenía que volver a competir para que la "maquinaria" no se duerma, pero hasta el mismo viernes no tenía muy claro donde... habían algunas carreras por la zona pero que tampoco me llamaban mucho la atención sin embargo, no recordaba que la super maratón de Vélez Rubio era este mismo fin de semana y tras hablar con Sergio, uno de los chicos de la organización, del pueblo pero que reside en Elche, me convencieron para que asistiera, que no me iba a arrepentir de la carrera, que no me iba a faltar de nada y tal... así que, tras hablar con un par de amigos que de rebote supe que también iban me enrolé.

Prácticamente me tiré una semana sin tocar la mtb, el mismo viernes una hora y media y el sábado otra hora y pico soltando piernas, por cierto vaya fin de semana tan guapísimo que hemos tenido... el sábado por la tarde el Cobra me preparó la bici y la puso a punto.

A las 6.30 am quedamos Juanjo Beney, master 40 y José Erades, master 50 y el médico de Aspe que me hizo la primera revisión para sacarme la licencia del 93... que recuerdos!

El viaje es bastante corto, escasa hora y cuarto, en realidad está relativamente cerca, pasando Puerto Lumbreras (Murcia), tenía muchas ganas de correr por la zona, la Sierra de María me encanta, a parte que me trae muchos recuerdos de pequeño, sobre todo por una acampada con el Unión Excursionista Elche de crío... luego en carrera pasamos por le Santuario donde tengo grabado en mis recuerdos perfectamente y que me puso los pelos de punta!



La salida era un poco pronto, sobre las 8.30 por lo que la gente teníamos que madrugar un poco, creo que no es tan necesario ni tampoco hace todavía mucho calor... pero bueno, en realidad se esperaron a dar la salida hasta que todos estuvimos preparados.

El nivel de participación fue más que bueno, los típicos corredores de la zona, más algunos de los almerienses fuertes como Miguel Giménez, que estuvo conmigo en la Titan y que en las últimas etapas llegaba incluso en mi grupo, el madrileño Rubén Centoira y el mismísimo Javi Chacón, ex corredor profesional del Andalucía y compañero de Abeja que también se ha tenido que recalificar en el KTM Murcia a la espera de volver a subir a profes, a ver si tiene suerte, el Club de Vélez Rubio lleva su nombre.



Más de 2.800 mts de desnivel acumulado y 86,5 km nos esperan por delante, una salvajada...

SALIDA
Salimos neutralizados como siempre por las calles del pueblo hasta coger una rambla muy limpia y que pusimos una marcha muy rápida... en principio me voy encontrando bien, pero cuando se hace la primera criba en una zona más estrecha y comienza una senda hacia abajo me veo poco fino y me quedo un poco cortado, preludio del día que me va a tocar pasar... cuando a las primeras de cambio ni voy bien a rueda, no trazo bien y me voy saliendo por las curvas... malo... la verdad es que más tarde me daré cuenta de que olvidé quitar presión a las ruedas y que corrí con más de 3.5 kg de aire!!! ufff, que mal lo pasé.



Dejamos la senda y hay un trozo de rambla favorable, me han sacado unos 100 metros y van muy rápido, o espabilo ahora o me quedo para siempre... así que me tocó sufrir y enganchar, llegué a cola del grupito sin hacer ruido y sin mostrar síntomas de debilidad, evidentemente todos me vigilan y estaban pendientes por lo que a cualquier duda me apretarían...



Llega la primera subida del día, que para mi iba a ser la peor... comienza empinándose mucho el camino, Martos, Master 30 conocido en Murcia y que es de los que ganan en carretera, al parecer le gusta entrenar y correr de vez en cuando en mtb, aunque no es un habitual y en otras condiciones no nos apretaría mucho, desde luego el domingo marchaba mucho, hasta tal punto que puso un ritmo que a mi me sacó de punto, hasta que me puse a hiperventilar y descentrarme por completo...

El camino se empina más todavía, comenzamos a penar más de uno pero yo me voy agobiando mucho más, ¿como es posible que hace una semana tenía dinamita en las piernas y ahora me estoy quedando...???, pues si, me quedo...

Me pasan unos cuantos y ni me puedo pegar a rueda... por fin se aplana un poco el terreno, no terminamos de coronar pero puedo volver a coger ritmo y aire, les veo todavía pero ya me sacan algo, no se si voy a poder coger...



Comienza mi primera caza, son varios kilómetros a 50 por hora camino abajo, una pista muy rápida que con el aire de mis ruedas se vuelve muy peligrosa. Consigo llegar al grupo perseguidor, Martos ya se ha ido por delante con mi amigo Miguel de Almería.

Vuelvo a sufrir en una zona de sube/baja, es que las pierna no me responden, no es que vaya sin fuerza pero no voy fino y a rueda voy fatal, por eso me quedo cortado cada 2 por 3... llego solo al trozo de asfalto plano, un par de kilómetros, les veo al fondo pero yo solo no podré, menos mal que de pronto llega Javi Chacón, me pongo a su rueda y como una exhalación llegamos al grupo, como se nota ese tío... me recordaba al Abeja cuando se acopla y le da a la zapatilla, que manera de caminar...

Hasta aquí hemos llegao!
tras un buen rato de nuevo a rueda del grupo y seguir viendo que voy de pena cerrando el grupo, decido tomar la cabeza del grupo, supongo que inconscientemente iba mejor, de pronto se pone fea la cosa hacia arriba, el camino se cierra y se convierte en una senda de plato pequeño, como voy tan concentrado sigo con mi ritmo "pestoso" y cuando me quiero dar cuenta abro hueco, y tú dame hueco... que habiendo hueco... jaja! es broma... pero si que me percaté de que mis compañeros de fuga iban cortados entre ellos por lo que era el momento... miré el Polar, vi que quedaban unos 45 kms a meta y que tenía margen de pulso... apreté hasta coger una velocidad suficiente para que tuviesen que correr mucho y organizarse para darme caza.

Los primeros kilómetros me resultaron más o menos fáciles, además iba comiendo y bebiendo, el último puerto se acercaba, pero con el viento de culo pude defenderme... intentaba concentrarme en no bajar mucho el ritmo pero sin matarme, quizás podía pegar una buena explosión pero no veía a nadie, me van cantando el tiempo por delante y lo que llevaba por detrás, tan solo me quedan 4 kms para coronar pero son los peores...

Se me hace bola y noto que mi ritmo baja, escucho gritos de ánimo, Javi Chacón viene cerca, sus paisanos le animan claro... se me acerca mucho pero cuando corono me tiro abajo sin recuperar... la bajada de La Sabina, nos habían avisado que era peligrosa por la verticalidad (hasta un 35% de desnivel), así que aunque intento no perder mucho tiempo, llevo cuidado.

Los últimos 25 kms son muy duros, entre sube/bajas, algún que otro repecho pero sobre todo que llevamos más de 60 kms de durísimo recorrido, en una curva se me hecha encima Chacón, "mierda" pensé, cuando un corredor te hecha el guante por detrás, lo normal es que te acabe cogiendo y dejando, más aun faltando tantos kms pero no se como me las apañé para volver a apretar y poner camino de por medio, cuando me di cuenta ya no aflojé, el circuito aunque no lo conocía me era favorable y una vez que divisé el pueblo ya era mío el podium...

LLegué a meta 3º de la gral y 2º élite, pero con la satisfacción de haber hecho una carrera tan inteligente y para mi como si hubiese ganado, además de llegar delante de Javier Chacón fue un honor, por cierto muy buen chaval y que todavía no lo conocía en persona.

La organización nos invitó a comer antes de la entrega de los trofeos, tenían un buen tinglao montado con incluso servicio gratuito de masaje, la verdad es que se lo curraron y mi amigo Sergio Gallardo se preocupó mucho de nosotros, no nos hizo falta de nada.





El pobre Juanjo Beney pinchó 2 veces y se tuvo que retirar pero José Erades, el M50 que nos acompañó ganó en su categoría por lo que nos volvimos cargados de trofeos.


(Pepe Erades, el médico de Aspe)


(Sergio un 10! te lo curraste)

Quizás llegué un poco tostado al fin de semana, sin recuperar el tono muscular y eso me impidió quizás controlar mejor la carrera y optar claramente al triunfo pero visto lo visto estoy más que contento y además de nuevo haciendo un buen trabajo para la marca, promocionando bien la bici y los apparel, subiendo una vez más al podium, que nunca es fácil.

Esta semana vuelve a ser tranquila, de hecho queda descartada definitivamente Pinoso, ya he tenido bastante con esta y quizás que era un buena oportunidad, algunos de los bikers fuertes de la zona no van a presentarse, yo tampoco por lo que puede ser una buena oportunidad para algún que otro corredor.

De momento voy a guardar cartuchos que queda todavía mucha tela que cortar y se puede hacer largo...