sábado, 6 de octubre de 2012

CRÓNICA DEL CTO. ESPAÑA XCM SABIÑÁNIGO

Tan cansado acabé de la carrera y los días siguientes han sido casi peores... que ni había encontrado un hueco para poder escribir, ya han pasado casi 2 semanas, no han habido carreras pero si que han pasado cosas.

LA CARRERA
Como ya puse en el anterior post, este año solo fuimos a disputar la carrera Nacho (S23), Raul (Elite), y yo que participaría en Elite Expert, con todo preparado salí hacía Petrer y recogí a Raulico, venía de camino también ir a por Nacho que quedamos en la autovía de Valencia.




La verdad es que a pesar de que Huesca está a tomar por culo, Sabiñánigo más todavía, el viaje se nos pasó bastante bien, además como teníamos previsto, llegamos justo a tiempo para comer.

EL HOTEL




Como suele ser habitual, el equipo siempre nos lleva a hoteles impresionantes y este no iba a ser menos, seguramente uno de los mejores de la zona, Resort en campo de Golf en las afueras, con unas vistas y tranquilidad increíbles, la pena como siempre en estos casos es que realmente no te da tiempo a disfrutarlos, además, con los 2 maromos que iba tampoco...



En el hotel estaban muy atentos a nosotros y la comida estuvo muy bien, en realidad casi se había pasado la hora pero nos hicieron de cocina ok!




VUELTECICA POR EL PUEBLO
Tras un pequeño descanso tipo siesta, y es que cuando nos quedamos sobaos no teníamos narices de levantarnos con lo a gusto que estábamos en la camica, debíamos salir con la bici a estirar las piernas y liberarlas de la carga del viaje, realizar las inscripciones, etc etc etc.





El tiempo este fin de semana ha sido especial, ni frío en estas latitudes ni por supuesto mucho calor, así que con lo puesto aguantamos todos.

Sabiñánigo (que la verdad es que nunca había estado), es más grande, limpio y arreglado de lo que me pensaba, además las estaciones de esquí están cerca y es un centro de invierno muy concurrido, en verano también disfrutan de mucho turismo. Reconocemos el pueblo y nos vamos a ver un poco el circuito.

LA SALIDA...
Nos vamos a ver la salida, en una zona alta y en unos caminos de pista arranca, con un zig zag y un repecho que no nos hace pensar nada bueno... tras unos garveos nos volvemos al hotel que en bici nos pilla cuesta arriba y a algunos kilómetros del pueblo.

Las sensaciones que tengo creo que son buenas, Raul no para de quejarse y Nacho no dice na...

LA NOCHE PREVIA
Realmente cuando llegamos al hotel, nos duchamos tranquilamente prepararnos las cosas y descansar, creo que es de las carreras que he podido descansar tras un largo viaje en coche. Mis colegas del Wildwolf están hospedados en una casa justo al lado del hotel pero no coincidimos y no puedo saludar a Mantecón y Trujillo, que son amigos míos, al resto poco trato he llegado a tener, creo que mañana la van a liar parda.



La cena es super buena, además nos acompaña Nacho, un colega de Madrid que ha venido solo y me llamó para vernos, así que estamos charlando un buen rato y riéndonos de las anécdotas con mis compañeros,


Como necesitaremos desayunar unas 3 horas antes y como el restaurante del hotel no lo abren hasta las 8, nos dicen que nos lo van a dejar todo preparado por la noche y que con termos aguantará hasta el café...¿?, bueno, que nos lo suban...

Salimos a respirar un poco de aire puro, despedir a Nacho que se iba a su hotel y dar un pequeño paseo... al volver nos encontramos 2 carracos llenos de comida para el desayuno que se caga la perra! increíble lo que nos han preparao... nos da hasta verguenza.

DÍA DE LA CARRERA
Nos cuesta levantarnos pero todo bien, el desayunaco nos entra poco a poco pero lo dicho, ha sido enorme, todo está ok., así que nos bajamos cargamos y dejamos el hotel (dejamos el hotel y algo más que luego contaré...).



Llegamos a la carrera un poco más justos de lo que queríamos pero aparcamos de lujo también donde teníamos previsto, además como hacen parrilla nos da igual. Falta media hora y hasta vamos a calentar un poco... Calentar??? cuando me doy cuenta no tengo el casco, me lo he dejado en la recepción del hotel con la mochila, mi cara debió de ser un poema, se me quedan mirando mis compis y me dicen...:" Tira".

Cogí el coche con las zapas puestas, que me iba resbalando el acelerador, casi me estrello en la rotonda de abajo y llegué al hotel hiperventilando... cogí la mochila y volví enflechao de nuevo, aparco en el mismo lugar y claro, tardar no tardé mucho pero a estos les parecería un mundo... de hecho ya estaban llamando y claro, si que no dio tiempo a calentar...

LA SALIDA
Con los nervios ya un poco más controlados se da la salida y efectivamente, ni marathón ni cojones, se sale a todo trapo como si de un Open de España se tratase... así que ya vamos con el gancho, aunque las sensaciones son muy buenas.
Cuando salimos del pueblo el pelotón ya está estirado, vamos rodando en puestos cabeceros y tenemos ya ganas de que comience la subida tendida para ir cada uno a su sitio. De momento se va a una ostia increíble, nadie se quiere quedar y el ritmo es muy alto, cuando nos damos cuenta ya estamos subiendo y poco a poco la cosa se pone al sitio. Yo voy controlando a los corredores de mi categoría, pero se me está amontonando la faena, de pronto veo que no puedo ir más rápido, se me han ido 4 por delante y me temo que hoy no puedo subir más rápido, de hecho mis compañeros han tirado para adelante y me están sacando un buen trozo... pero yo ya se que es lo que tengo que hacer, la prueba es muy larga, se va a hacer muy duro llegar entero a la segunda parte del circuito así que me lo tomo con calma, visto ahora quizás que me relajé demasiado...

15 KILÓMETROS DESPUÉS...
Tras coronar los 15 cansinos kilómetros con trampa en forma de subidaca de plato pequeño, comienza el espectáculo! y es que un camino interminable de alta montaña que se adentra en la cara norte de la sierra, haciendo poco a poco un paisaje espectacular, nos conduce a unas sendas de terreno húmedo con raíces, piedras, trialeras, la Mondraker Podium Carbon 29er está funcionando espectacular, hacía muchísimo tiempo que no bajaba tan bien en una carrera pero la verdad es que este día iba muy muy rápido... con la sensación de poder apretar más.

En la bajada me veo a Nacho pinchado, al parecer no tiene para cambiar, yo me lo cargo... Precisamente lo comentamos la noche anterior, que no se puede salir a hacer un Marathón sin recambio, te puede pasar cualquier cosa, pero no lo llevaba y perdió la opción de subir al cajón, creemos que podía haber quedado 2º Sub 23...



No ha terminado la bajada y me estoy cargando a gente que me habría sacado más de 8 minutos coronando, madre mía como iba, de repente cazo a un Senior y le dejo clavado, no pueden seguirme hacia abajo, al momento en una senda cazo a Antonio Torres y a Pau Salvá, otros de los Seniors que iban para podium, me costó adelantarlos un poco ya que sobre todo Torres, le costó un poco hacerse a un lado y al final casi me tuve que cabrear con el... cuando les adelante ya no volvía saber de ellos, hasta luego Lucas...
Bueno, y un poco más adelanta tirao en la cuneta me veo a otro Senior, uno de los favoritos de la zona, pinchado y entonces es cuando me cambia la cara y comienzo a hacer cuentas, saco la calculadora y me poco a sumar y restar... tengo que ir de los primeros en mi categoría.




Se acaba la bajada, he disfrutado como hacía años de verdad... no lo había dicho pero llevo rampas en las piernas desde el kilómetro 30, me queda un mundo y mira... así que me "enchufo" en modo "fuel saver", es una zona rompe piernas y me uno a un par de corredores que me guían... hasta llegar a una zona llana que vuelvo a tener problemas con los calambres... como solo tengo un botellín de agua (no tenemos asistencia de equipo), intento buscarme la vida para ir pidiendo agua y al final entre unos y otros me voy apañando. Importante lo que hice, comer mucho, y cada cierto tiempo lingotazo de Gel con cafeína, que me daba una vidilla...

A todo esto me encuentro a mi compañero Raul fuera de combate, está ko y me anima, así que quedo yo solo para salvar el equipo del fiasco.

Cartel de 65Km, la verdad es que se hace duro pero los kilómetros pasan rápido, claro, 15 de subida y 10 de bajada con lo que llevábamos desde la salida ya son 40, unos cuantos kilómetros tonteando por ahí con lo que el segundo puerto importante del día se acerca, después se supone que es todo fácil y para abajo...




Si, llegamos a un avituallamiento que paro un segundo literalmente para llenar el bidón (menos mal que se me ocurrió parar...), y rato llega la subida, me voy regulando, puedo ir más rápido pero veo que no me coge nadie, es más, voy cazando a muertos vivientes... algunos de los pros que habrán ido a fuego y ahora se están arrastrando...

Se hace un poco más lenta de la cuenta y cuando parece que vamos a coronar, nos encontramos una zona muy empinadas y técnica que me hace sufrir y bajarme de la bici, me dan calambre y me comienzo a preocupar, estoy fulminao y queda una bajada que se las trae...

LA BAJADA MATAPERSONAS
Con lo justo que íbamos ya, que tenía calambres hasta en los bolsillos, comienzo a bajar como puedo, es de tierra más suelta y roca, curvas cerradas y mucho más empinada que la primera, desde luego para ir fresco, pero como hoy es mi día, tranquilos que todo está controlao, no sé si será la bici pero me baja sola... cazo y dejo a al menos otros 3 corredores.

YA QUEDA POCO
Por fin llegamos al final de la bajada, ahora son caminos y pistas muy parecidas a Monegros, pero yo no veo la meta... voy acalambrao, pedaleando como un descosío pero se que no voy rápido... ya no dejo de mirar atrás, no sé tampoco en que puesto voy pero me han cantado 3º y sería muy grande conseguirlo, una subida que hago como puedo y más senda para abajo me salvan de una muerte segura, de pronto ya veo el mogollón, queda una senda hacía arría pero está lleno de gente, algunos me conocen y gritan mi nombre... un camino con la meta al fondo y voy levantando los brazos y me pongo a gritar de rabia y alegría por haber acabado, no se el puesto pero Raul me coge y me da la mano... he hecho 3º!!!



Estoy que no me lo creo y estoy tan sumamente destrozado que ni puedo bajarme de la bici, cuanta tensión acumulada y la verdad es que lo que he conseguido con lo poco que entreno y lo mal que me preparo... siento que he me ganado a mi mismo.

Tardamos más de una hora en poder recuperarnos mínimamente, Raul está jodido de la ciática y el panoli de Nacho todavía no ha aparecido... sin cámara a saber donde está, igual nos llega a las 8 de la tarde y nos tenemos que quedar esperándolo... también se pierde el podium.

El mismísimo Fernando Escartín es el encargado de ponerme la medalla, previamente tenemos la ocasión de intercambiar unas palabras así como en el acto protocolario del podium.


Al momento nos aparece el Nacho, recogemos y nos vamos.

LA VUELTA
La vuelta se nos hace igual de rápida, mi medalla está aliviando un poco la desafortunada actuación de mis compañeros, Raul que podía haber hecho un top 15 en élite casi seguro, yo pienso que tenía que haber aguantado un poco en la subida inicial y lo pagó, Nacho que no para de repetirse el porqué no llevaba una cámara de recambio... y es que le hubiese dado tiempo a reparar, continuar y remontar lo que hiciese falta... vaya Juanito.

Llego a casa sobre las 11 de la noche, Aran y Dimas (este último ya durmiendo), están esperándome inquietos pero llego sano, salvo y con otro podium, ¿qué más puedo pedir???

Ha sido una carrera muy dura, rápida y con muchísimo nivel, Mantecón que me comentaba que también había acabado con calambres, realmente ganó como quiso, otros que me sorprendieron fueron Roberto Heras o el Milton Ramos, que andaron en cabeza hasta el final, otros de los dedicados perecieron por el camino...

No sé si el año que viene estaré en condiciones de luchar de nuevo por un Campeontao, pero tampoco pensaba hacerlo este año y mira, sorpresa, eso si, la bici hace mucho y la Mondraker es un trueno, sin ella no sé como hubiese funcionado...