sábado, 1 de diciembre de 2012

NOVIEMBRE

Noviembre... se ha ido ya casi sin darme cuenta, como pasan los días tu.
El caso es que cuando he decido realizar mi pretemporada particular, para ver si por aquellas vuelvo a andar medio decente para las primeras carreras importantes de febrero, pensaba que era pronto pero nada más lejos de la realidad, estamos ya en diciembre y entre pitos y flautas casi que en 15 días debería estar ya pensando en probar en las primeras carreras de Navidad, para ir afinando las altas y que no sea tan aburrido montar en bici (a los que nos gustan las carreras, claro...).

(mis entrenamientos suaves entre semana los hago a veces con Bernardo, S23)

En estos últimos 15 días, se puede decir que he ido incrementando mi forma de manera progresiva y sin largas jornadas; los últimos 3 sábados he subido el Maigmó, además de los domingos Tudons y el primer fondo el domingo pasado con algunos de mis compañeros donde nos cascamos 4.45´, unos 135km, aunque las sensaciones eran para haber hecho 200, no me lo creo.

(con este arsenal el domingo iba que me atacaba a mi sombra... como van los Maxifuel)

(con un frío que ya no nos ha abandonado, el domingo pasado nos hicimos el primer fondo)


Precisamente hoy, he salido para quitarme la carbonilla de toda la semana y es que el lunes pude salir a soltar piernas y ya hasta ayer viernes casi que no pude ni tocarla; frío, mucho frío, viento, mucho viento... ayer una hora y vuelta a Ironbikes. Por eso esta mañana he salido con las ganas intactas, con 5º y un viento asquerosillo me he subido el Maigmó, a ritmo alto, prácticamente saliendo de Agost he visto un grupo que iba delante de mí, poco a poco he ido cazando y resulta que era la grupeta de Crevillent con mis colegas Carlos Pierna y Rubén Galvany entre otros... Yo iba a un ritmo un poco más alto pero claro, no iba a hacer la exhibición de soltarles así que para seguir a ritmaco tan solo he tenido que colocarme delate e ir marcando, en un momento el Segura se ha "animado" y al final hemos coronao 4... bueno, al menos hemos rodado juntos un rato.


La vuelta ha sido más tranquila contando viejas batallas con Galvany, como le he comentado que me estaba terminando de leer el libro de David Millar y a mi me llamaba así antes, ha hecho alusión a un pasaje del libro donde en la primera París-Roubaix de Ambos (1996), se quedaron muy rápido del grupo... tan solo les quedaban más de 250km infernales por delante, no me lo quiero ni imaginar...

Al final he llegado a la tienda para ducharme y seguir atendiendo pero con las pilas cargadas y unas 2.30h, estoy bastante cansado, no lo voy a negar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario