martes, 12 de junio de 2012

HOMBRE POR FIN! PODIUM PIDIENDO LA HORA...

Por fin piso cajón, a pesar de no terminar de rematar bien la jornada y es que no lo pusieron nada fácil...

Los días previos fueron muy muy suaves siguiendo mis habituales planes de "regeneración",y es que yo más bien desentreno que entreno... total, que después de la paliza del jueves salí entre viernes y sábado no más de hora y media prácticamente en llano y sin levantar mucho polvo... si no no llegaba.





La carrera de Pinoso se presumía dura, tanto por el recorrido como por la calor que está haciendo para estos primeros días de junio, así que me conciencié y hasta me llevé mi Camelbak, la semana anterior perdí 2 bidones y que quería quedarme sin agua.


TRANQUILAMENTE
La noche la pasé en Santa Pola, muy tranquila cenando con unos amigos, me levanté tranquilo, llegué tranquilo, tomé café tranquilo en Pinoso donde siempre, en el Bar la Pompi, llegué a la carrera tranquilo y mientras muchos estaban ya colocados (esto ya es muy fuerte), me fui a inscribirme (para variar no lo estaba), y tranquilamente me cambié y preparé la carrera.

Poco menos que a falta de 5min llegué al arco de meta donde mis compañeros, un tanto estrañados por mi parsimonia me hicieron hueco para salir bien colocado...

Y es que hoy sabía que debía salirme una buena carrera por fin, de hecho necesitaba subir al cajón como fuera, tampoco iba a ser fácil ya que los rivales hoy eran complicados, Martins, Ureña y alguno que otro que no hay que menospreciar, pero estaba seguro que llegaba con las carreras de las últimas semanas y con la ayuda de algún compañero.

ASÍ FUE LA CARRERA
La salida fue rápida como siempre, quizás un poco más de lo normal en este circuito pero pronto nos dimos cuenta que mi equipo podría volver a ser hoy el que marcara la carrera, por lo pronto vamos delante Santi, yo, el Cobra muy cerca y Fran Maciá, que de verdad por primera vez lo veo andando con nosotros y eso ya quiere decir que está aprendiendo mucho y sobre todo que está fuerte, claro.




Voy fácil, demasiado, tengo las patas finas como pretendía llegar, cuando abrimos un poco de gas en la primera subida responden bien, y hacemos hueco unos 5 corredores, y entre ellos 3 Eurolosas... nos volvemos a reagrupar antes de la primera gran subida del día.




Comienza la subida y tras algunos escarceos de pronto nos desvían por una senda hacia abajo, este año no coronamos hasta arriba así que no conseguimos abrir mucho hueco, eso no me beneficia ya que a posteriori se me cortará el gas...


EL TOPE DE LAS 170(PPM)
Cuando conseguimos irnos unos cuantos en cabeza y llegan unas duras subidas donde se apreta a mil me viene el "tope" de los 170 y me quedo, me quedo tirao, sin sensaciones y con malos presagios... por un momento pienso que me voy a crujir vivo y que se me va la carrera al traste.

Tras este momento de crisis me van atrapando por detrás un pequeño grupo... mi amigo Hector Ureña de Ontinyent junto a 2 de sus compañeros que ni si quiera puedo seguir... también me pasa mi compañero José María que por mucho que me anima tengo que dejar ir.

El problema viene que tengo los umbrales anaeróbicos un poco jodidos, y no puedo pasar de 170ppm e ir bien, de hecho cuando bajaba a menos pulsaciones recuperaba ritmo e incluso tenía ganas pero era automático, pasar de 170 en alguna subida exigente y venirme abajo.

Con estas tuve que ir tirando de clase y sobre todo de cabeza para no perder el día. Cuando me caza un chaval de los de Yecla puedo anclarme a el y al final pude volver a encontrarme...

LA REMONTADA
Al parecer no he perdido mucho con los de adelante, de pronto me veo a Santi en una curva con la bici en la mano y el manillar partido en 2, me grita que está bien y que siga... y me voy exigiendo poco a poco hasta volver a conectar con gente, donde los voy soltando uno a uno hasta que llega la última subida donde por fin veo el Polar a 176ppm y con ritmo, así si que pude coger al Cobra y otros 3 o 4 corredores.

LA LLEGADA
Como ya íbamos un poco perdidos y no sabemos exactamente nuestras posiciones y las categorías no nos fiamos los unos de los otros... hemos coronado 6, se han quedado 2 en la bajada y llegamos 4 al sprint final, al menos 2 son de la categoría de Jose pero no se si otro es élite... así que tras los últimos kilómetros por una pista llana y con un viento de cara exagerado llegamos a la meta, hemos venido tirando Jose y yo casi todo el camino y si la meta hubiese sido recta conforme veníamos no se si podría haber esprintado bien pero nos hacen dar un rodeo por detrás del Polideportivo y eso me beneficia, ya que me coloco primero y entre entrada y salida de curva con el último apretón entramos yo primero y el Cobra a rueda...



Enseguida nos cantan que hemos hecho podium los 2, que alivio.

Al final la carrera no ha sido tan dura como esperaba ni ha hecho tanto calor, salvo en alguna vaguada donde si ha pegado un poco, el viento ha sido más protagonista, otros años ha habido más subida o al menos más largas.

José María también ha tenido una caída, en caliente iba bien pero tiene un golpe en la rodilla y le duele el gemelo derecho, tiene pinta de ser una rotura fibrilar, a ver que le dicen después en la clínica.

Santi está en meta un poco cabreado pero entero, la verdad es que imagino que podría haber ganado en M30 pero tiene renta suficiente, como ha cogido el ritmo este año y ya no se baja.

Tras la cansina espera de la entrega de trofeos, donde podemos hablar y comentar la jugada del día con el resto de compañeros y amigos de carrera me marcho a Santa Pola a pegarme un baño en la playa.




Esta semana no voy a competir pero tengo que solucionar lo de los umbrales... ¿tendré que entrenar mucho? con el calor que hace...






No hay comentarios:

Publicar un comentario