miércoles, 1 de junio de 2011

EL TAMAÑO SI IMPORTA...: HOY SALIDA CON LA ORBEA ALMA HYDRO 29

Desde la agónica carrera de Novelda que no tocaba la mtb, así que hoy me apetecía salir suave y sacar de nuevo a la ORBEA ALMA 29 de paseo.

Aunque llegó a la tienda hace unos 2 meses, lo cierto es que tampoco la he tocado mucho, unos días antes de Monegros y bien poco después,  pero es que esta bici es tan cómoda... me recuerda a "mis" Mondraker, que las estrenaba y era como mi bici de siempre.

RUEDAME...

Con el desconocimiento que todavía existe sobre este nuevo formato, se insiste en decir que estas "ruedas grandes" avanzan más, si, es cierto que en una vuelta completa se avanza un poco más, pero también hay que girar un poco más la biela...., por lo que a nivel de esfuerzo creo que se compensa una con otra, de hecho, la prueba ya la he hecho rodando a buen ritmo cuesta arriba con un tipo fuerte, íbamos al mismo ritmo y cuando yo aceleraba el respondía de igual modo, por lo que definitivamente se acabó con esa incipiente leyenda urbana de que avanzas más y sacas ventaja... NO.

El tamaño si importa.....:

Esto es otra cosa, y aquí el tamaño si que importa y no tardas en darte cuenta que se come los baches mucho más fácil que otra bici rígida, de hecho los escalones se "vuelven" más pequeños ya que como el radio de giro aumenta, haceque los baches se conviertan en chinitas, es una pasada ver como la bici va lanzada bajando por sendas o trialeras muy rápido, notando una estabilidad y una rápidez imposible en una 26 convencional, y es que además de que este cuadro ALMA super rígido de alumino es una máquina de carreras con unas medidas más que rápidas y trepadoras, las ruedas ayudan mucho.

Deja huella

Otro dato a tener en cuenta de esta nueva especie es la huella que deja en el camino..., al haber más apoyo (más huella), la bici es más estable, en las curvas rápidas y sobre todo con gravilla se pegan unos derrapes de escándalo y la bici no se va, de ello me di cuenta en Monegros, donde no se daba un respiro ni cuesta abajo y que por aquellos caminos de Dios parecía que nos íbamos a despeñar pero la bici aguantaba...



Todo esto también se traduce a que es un tractor subiendo, es decir que si tienes la suficiente fuerza y técnica, serás capaz de trepar de manera más fácil por lugares antes casi imposibles.

Cuestión de tiempo...

Al principio uno no sabe como moverse encima de esta bici, una pipa de dirección tan alta, esas "peazo" ruedas y las medidas poco ortodoxas que no estamos acostumbrados a conducir nos hace que nos perdamos encima de la bici, pero es cuestión de tiempo el habituarse y desembolverse con total soltura, y uno de los handicaps iniciales son la subida por pista, la bici hay que ayudarla balanceando hacia los lados, con una 26 este movimiento es más suave pero con las "ruedas grandes" este movimiento sexy lo debemos acentuar, para que no pierda comba (y no parecer un globero moviendose él y no la bici...), aunque repito que al final se convierte en un acto reflejo y la mueves y subes a tu antojo.

La salida: hoy ha sido una salida muy tranquila en lo que al recorrido se refiere, con el tiempo un poco nublado y con aire, decido rodar en llano hasta calentar lo suficiente (y volver a hacerme con las medidas de la bici...), una vez caliente me he metido por pistas adyacentes a la autovía y me he tirado para "jugar" un rato por el Barranco de la Batacá; alguna trialera, invertidos, giros con la rueda trasera, algún que otro bunny hop y curvas peraltadas, eso es lo que este divertido barranco puede ofrecer en unos pocos kilómetros.

EL BARRANCO CON UNO DE SUS PUNTOS MÁS CONFLICTIVOS... TODAVÍA CON LOS RASTROS DE LA MARCHA VÍAS DEL TREN (SI SE QUEDAN NO PASA NADA,  PARECE UNA CARRERA...)


Para rematar la faena me tiro hacia la rambla del Rio Vinalopó, marcándome una rápida trialera, la del puente blanco y un par de subidas para volver a la tienda.


HORQUILLAS 29... MÁS LARGAS QUE UN DÍA SIN PAN

Nena, ya es suficiente por hoy.