domingo, 29 de agosto de 2010

POR DIEZ COCHINOS MINUTOS!!!

Con razón en los últimos días se me hacía extraño el llegar inpuntual a todos los sitios, que si con uno.. que si con otro... y no digo na pa entrenar, que se lo digan al Cobra o al Rubén Candela, el caso es que por algún motivo esta mañana me he dado cuenta que el reloj de mi móvil estaba 10´ atrasado..., jolines! para un día que puedo salir con el grupo y hacer algún entreno en condiciones voy y me quedo tirao!, manda huevos, un domingo medio cansao y más solo que la una, he estado a punto de darme la vuelta pero cabreao como estaba y con la idea de hoy hacer un fondo para ver como tiro kms, he decidido tirar para Santomera y ya veríamos... pero ya les vale a los del grupo, ni diez cochinos minutos pa tomar café, la ostia.

 (El tunel de Orihuela siempre se pega el muy jodío)

La salida ha comenzado un poco cansina, entre que se me habían quitado las ganas y el sueño acumulado, el túnel de Orihuela se me ha hecho infinito, pero emplatao que ya iba lo he subido con la inercia.
 (Pufff, pués no habré pasao desde junior por el acueducto de Santomera... dime algo)

Con los motores ya calientes, en Santomera me he subido dirección Abanilla y desde ahí hasta Fortuna. Punto de no retorno, ya conforme iba me he subido la cuesta Colorá, y a todo tren por Barinas, Macisvenda y  los Hondones, Aspe (la subidita de Aspe al polígono era ya el Mortirollo)...

Las zonas por donde pasa el Rio Chicamo son siempre singulares e inhóspitas, me encanta.

Una vez subida la Colorá, tocaba ya el regreso por Barinas, anda que no me he metío paellas de marisco con mis padres en los 80.

 Al final me han salido las cuentas (duro para ir solo...), he llegado a casa con 4h, 130 km a 32 de media, es como si hubiese salido con el grupo tirando todo el día, eso me pasa por tonto y despistao!



Macisvenda estaba en fiestas, la que habrán liao esta noche que parecía que había pasao el Katrina por aquí!
El caso es que hoy íbamos a salir varios del equipo como Rubén Candela, Santi.... y el Cobra, que se habrán pensao que la boda me habría pasado factura... nada más lejos de la realidad.

Al menos ya se que vuelvo a estar bien!