sábado, 22 de mayo de 2010

SEMANA NEGRA, VOY VIENDO LA LUZ AL FINAL DEL TUNEL (BUENO, DEL GRANO..)

Vaya semanita que llevo, primero me cargo el pc (estoy emitiendo desde casa de mi hno.), el nene se me constipa, este año me ha salido una ligera alergia que no me deja respirar bien y para más inri, el martes se terminó de infectar un "pelito" en la ingle que la madre que lo parió el "pelito", el jueves tuve que ir a urgencias porque pensaba que me había salio el 3er huevo... me dolía muchísimo (bueno, lo sigue haciendo), y desde el miercoles sin tocar la bici, estoy yo para dejar de entrenar mucho... con lo bien que me estaba encontrando...
 (Ni la sombra de lo que fuí)

Así que tomando antibióticos, antiinflamatorios y cremita... Anoche fué bastante dura, no pude dormir casi nada del dolor, me giraba, me dolía, me giraba "pal otro lao", me emparejaba el tema... me dolía igual, ¡chico! ¡que desesperación!, mira que habré hecho kilómetros, corrido vueltas, he penao lo que no está escrito, en la Red Bull Time Out del 2002 acabé con el culo como un mandril, ¿pero esto? en la vida... Así que he dicho, camina o revienta! y eso es lo que he hecho, después de ver la etapa del Giro (por cierto, como se nota que la gente va un poco menos y no pasa tanta gente los puertos...), he salido a rodar con la mtb para ver si al menos podía pedalear, así que me he ido con un algodonaco bien colocao y rabiando he conseguido salir, al final no sabía si había cruzado el umbral de dolor o bien, se había reventao el forúnculo de los cojones, porque la verdad, ya ni me dolía. Efectivamente, cuando "arrivo a cassa" tenía la "mahonesa" esparcida, que repugnante, pero el alivio que siento es indescriptible.

Entre tanto, mis amigos del Eurolosa se entrenan tranquilamente por las tardes y me lo restregan por las narices, pero ya les cogeré ya....

Esta semana tenía crevillente en el punto de mira, la Sierra está preciosa y nos la conocemos como nuestra (no obstante es zona tradicional de duro entrenamiento), recuerdo el Open del 96 con una super carrera de Rally en pleno julio, fué durísima y el calor haciendo de las suyas. Mañana es diferente, una maratón subiendo el Catí y bajando por el Hondón, va a ser muy muy dura...

(Mi cara lo dice todo, mañana vamos a penar por doquier)

No existen excusas para mañana, ni por los días que no he podido salir ni por los antibióticos, ni por el "pelito", mira que estoy de los pelitos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario