sábado, 24 de abril de 2010

POST QUE ME DEDICÓ PABLO DIAGO EN SU BLOG HACE UN PAR DE AÑOS ANTES DE VOLVER A LA TRANSALP, AHORA QUE SE ACERCA MONEGROS

Martes 10 de julio de 2007


Antes de entrar en materia con la TRANSALP 2007 me gustaría rendir un pequeño homenaje a mi gran amigo JUAN SIMON, al que quiero mucho y nos ha dado un buen susto estos días.

La primera vez que nuestros caminos se cruzaron fue en el Maratón de Monegros 2002. En aquella ocasión, por circunstancias de las carreras, dos corredores que marchaban destacados a falta de 30km se equivocaron de camino, dejando el podium en manos de los perseguidores, entre los que me encotraba. En una de las ediciones mas duras de esta carrera, con el temible viento haciendo de las suyas desde el principio, yo me encontraba remontando puestos tras haber sufrido de lo lindo en el primer puerto. En el ultimo avituallamiento iba con dos corredores y nos dijeron que marchaban otros dos por delante. Yo me encotraba bien y ataqué, quedandome solo durante esos últimos 25km, si bien no tuve las suficientes fuerzas y cedí ante otro corredor cerca de la linea de meta. En aquel momento pensaba que había terminado 4º, con el consiguiente desconsuelo, pero pronto nos dijeron que eramos los primeros en llegar. Mi gran amigo Simon fue uno de los dos corredores que se perdieron.


Con los años, Juan y yo nos hemos hecho grandes amigos y recordamos aquella anécdota de vez en cuando. Desde entonces hemos vivido infinidad de situaciones juntos, algunas mejores y otras peores,destacaría la gran alegría que supuso la victoria de Juan en Monegros hace un par de meses, yo sentí esa victoria como algo propio, y me alegre igual que si hubiera sido yo.

Esa carrera era de las grandes obsesiones de mi amigo, junto con el Cto de la Comunidad Valenciana, que estuvo cerca de ganar el año pasado y que había preparado con mucho mimo para esta edición.

El domingo salió a competir como tantas veces había hecho en estos años, pero no se encotraba como otras veces, tuvo que parar y sufrió un amago de perdida de conocimiento. Se ha pasado en el hospital hasta hoy, según parece ha sufrido una pequeña lesión cardiaca, que si bien le permitirá hacer vida normal (en los terminos entendidos por la mayoría), le retira definitivamente de las carreras.


Por este motivo, ahora que parto hacia los Alpes, como lo hiciera el año pasado con él (1ª foto), he querido rendirle este pequeño homenaje y desearle lo mejor en su vida normal, que por supuesto voy a seguir compartiendo con él.

Pablo Diago
http://pablodiago.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario